Los Beneficios Desconocidos del Aceite de Coco para los Diabéticos

aceite de coco para diabeticosPor mucho tiempo se ha visto muy mal muchos tipos de grasa como el aceite de coco, porque tiene un mayor contenido de grasas saturadas que otros aceites como el de canola o el de girasol no contienen. Antes de cualquier cosa vamos a analizar los beneficios del aceite de coco para los diabéticos y luego aclararemos la parte de las grasas saturadas.

Aceite de coco para los diabéticos

En muchos lugares donde suele consumirse aceite de coco de forma habitual como en ciertas partes de la India, los casos de diabetes son muy raros. Por otra parte, se realizó un estudio donde se les quitó de la dieta el aceite de coco a sus habitantes y se les cambio por aceites vegetales monoinsaturados como el aceite de girasol... ¿el resultado? Muchas personas resultaron con diabetes.

Esta misma relación puede notarse en poblaciones que consumen alimentos y aceites procesados, pues parece tener un vínculo directo con las enfermedades comunes en Norteamérica.

Muchos estudios han demostrado que la estructura del aceite de coco (con todo y sus grasas saturadas) ayudan a disminuir el hambre, disminuyen la resistencia a la insulina y ayuda a prevenir la acumulación de grasa corporal. También controlan el apetito y aumentan el metabolismo ayudando a controlar el sobrepeso. Además, la energía en el aceite de coco puede ser absorbida por las células sin la intervención de la insulina.

Hay casos en los que muchos diabéticos regulan sus niveles de azúcar tomando dos o tres cucharadas de aceite de coco al día.

La verdad sobre las grasas saturadas y las poli-insaturadas

Contrario a lo que se cree, las grasas saturadas y el colesterol desempeñan muchas funciones vitales en el organismo y estudios recientes lo han demostrado. Suele decirse que las grasas saturadas son malas para el organismo y que provocan enfermedades cardíacas, y que por otro lado las grasas poliinsaturadas son más saludables. El resultado de esto es que se han producido cambios importantes en la dieta en esta parte del mundo, pero la realidad es que los aceites comerciales poli-insaturados aportan demasiado omega 6 (y muy poco omega 3) este marcado desequilibrio de ácidos grasos esenciales dan como resultado también importantes desequilibrios en el organismo como en el sistema digestivo, sistema inmunitario, presión arterial entre otros. Además estos aceites suelen ponerse rancios (los poli-insaturados) rápidamente al ser expuestos al calor, el oxígeno y otros factores. Por esta razón, se descomponen en radicales libres, los cuales son muy conocidos por deteriorar las células de cuerpo.

En contraposición, el consumo moderado de grasas saturadas (que entre otros alimentos las contiene el aceite de coco):

  • Ayudan a restaurar las paredes celularesbeneficios del aceite de coco para diabeticos
  • Juega un papel importantísimo en la incorporación de calcio a los huesos
  • Reducen la LP
  • El corazón tiene a su alrededor grasas saturadas porque recurre a ella en momentos de estrés
  • Ayudan a mantener sano el tracto digestivo al ofrecer protección contra los microbios.

¿Y qué hay de la afirmación de que obstruye las arterias? La evidencia científica muestra que sólo una cuarta parte de esa grasa es saturada y el otro 75% es grasa insaturada y poliinsaturada.

Si nos detenemos a pensar en las dietas modernas y el surgimiento de muchas enfermedades en nuestra época, no es difícil relacionar las nuevas tendencias de consumo con el surgimiento de enfermedades del corazón y diabetes. Pero, es un hecho que nuestros antepasados quienes tenían una dieta alta en semillas, frutos secos y carnes (con todo y grasa saturada) no sufrían de estas enfermedades.

No hablaremos en este post sobre las razones de por qué la creencia común ha sido que las grasas poliinsaturadas son buenas y las saturadas son malas. Sin embargo, podemos adelantarte que las razones son muy similares a las del complot de las farmacéuticas para vender más. Así es, por motivos puramente comerciales se manipula la información pública con tal que esto beneficie a los dividendos de las más grandes empresas. Otro tanto parecido ocurre con el colesterol, pero hablaremos de ello más adelante.

Así que ahora ya lo sabes, el consumo de aceite de coco es muy bueno para cualquier persona que quiera controlar su peso, pero en especial es beneficioso para los diabéticos.

Dejar Comentario